antoniofloresarquitectura

El valor del dibujo. 

Hace unas semanas enfrenté el render Vs el dibujo y tuvo una gran aceptación. He decidido alejarme del foco del BIM  y abrir otra categoría: el dibujo.

¿Cuántas veces habéis escuchado o dicho  la frase de ‘no sé dibujar’ o similares? ¿Y si os dijera que os estáis engañando antes de comenzar?


 

Cuando se piensa que no se sabe dibujar hay que hacerse la pregunta: ¿Comparado con qué? Si intentas el primer día hacer un retrato realista posiblemente te frustres.

El dibujo, ante todo, es un arte, orgánico, visceral y milenario. Tan complejo como sencillo y tiene múltiples formas de ser tratado: un boceto, un croquis, un paisaje parcial, un retrato, formas aleatorias surgidas del caos, combinación de manchas, etc, etc, etc.

El dibujo puede buscar la perfección, como cuando se dibuja un plano arquitectónico, o bien marcar unas líneas de desarrollo, como cuando se hace el boceto inicial de un rostro o una composición. Hay en ocasiones que es casi más interesante conocer la técnica o el proceso de ejecución que el resultado final.

¿Por qué dibujar?

Por entretenimiento, por necesidad técnica, por aclarar ideas, por crear algo propio, por imitar una técnica, por practicar un estilo, por… ∞.

Dibujar tiene, además, efectos positivos en nuestro estado de ánimo, puede ser una vía de escape de estrés, de frustración, dónde los problemas quedan capturados en un lienzo o un papel.

O simplemente dibujar por dibujar, por entrenar el trazo de tu mano, la decisión de cada linea, con temas tan profundos o irrelevantes como quieras, desde un sueño hasta una lata de refresco.

Puedes crear un reto propio, como si un entrenamiento fuera: dibujar cualquier cosa cada día, sea la hora que sea, sea lo que sea, y con el “estilo” y “perfección” que desees. Puede que dibujar haga que desconectes tus problemas y encuentres soluciones a problemas que tengas.
Yo personalmente, cuando tengo un diseño que no consigo o bien que no termina de convencerme lo dejo de lado y sigo con otro dibujo, otro diseño, otro proyecto, o me evado. Y viceversa, en ocasiones ponerme a dibujar me ha llevado a recordar ciertos temas y sus soluciones.

Mario-Botta-Wellness-centre-Tschuggen-Bergoase-18

Croquis del Wellness Center “Tschuggen Bergoase” – Mario Botta

 

¿Cómo dibujar?

Este es el punto más importante de todos y es, con toda seguridad, el núcleo de la entrada. ¡¡Se dibuja con los ojos!!

Ya nos lo decía Vicent Van Gogh: “Es una cosa admirable mirar un objeto y encontrarlo bello, reflexionar sobre él, retenerlo y decir en seguida: me voy a poner a dibujarlo.”

Con el dibujo consigues que tus ojos y tu mano se sincronicen, plasmando tu interpretación del mundo, sea realista, surrealista, impresionista, etc.
Y lo más interesante es que puedes capturar los elementos que desees, a diferencia de una fotografía, que captura todo el entorno.
Por ejemplo, en una estación de tren, puedes capturar las líneas esenciales de la estructura de la cubierta, porque sólo te interesa registrar y recordar eso.

P1030302

Paisaje irreal – Antonio Flores

 


 

Es posible que la línea del dibujo parezca más intrascendente que la del BIM, pero considero que hay que parar de correr un poco y darnos tiempo a dibujar, a respirar, a disfrutar.
¡Yo voy a volver a coger el lápiz! Os animo a hacerlo.

Un comentario el “El valor del dibujo. 

  1. Pingback: El valor del dibujo.  | El carrer i la ciutat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 2015-11-25 por en Dibujo, Project Management y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: